Lorena Fríes: “Uno de los problemas más graves de Chile es la xenofobia”

Lorena Fríes: “Uno de los problemas más graves de Chile es la xenofobia”

Marzo 28, 2011



La directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos conversó con El Morrocotudo y dio respuesta a las preguntas de nuestros comentaristas ciudadanos.

Por Ivette Oyanedel
26 de Marzo, 2011

Lorena Fríes, es abogada y Master en Derecho Internacional de los Derechos Humanos de la Universidad de Oxford.

Ha desarrollado programas pioneros en DD.HH. con Fuerzas Armadas, Policías, Jueces y funcionarios públicos en América del Sur; coordinado la presentación de informes sombra ante el Sistema de Derechos Humanos de Naciones Unidas e informes regionales para el Sistema Interamericano, manteniendo un rol clave en procesos de negociación de tratados internacionales en derechos humanos y justicia como representante de la sociedad civil. Un ejemplo reciente de su trabajo es la ratificación por el Estado de Chile del Estatuto de Roma que creó la Corte Penal Internacional.

Fue Presidenta de la Corporación de Derechos Humanos y Justicia de Género Humanas, hasta julio de 2010, fecha en la que fue nombrada directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Lorena estuvo en Arica 3 días y en su paso por la ciudad tuvo la oportunidad de reunirse con más de 100 representantes de diversos sectores de la comunidad para levantar información y conocer en detalle las problemáticas en torno a los derechos humanos que existen en la región.

El listado de aquello no es menor, y en la siguiente entrevista conoceremos su postura frente a ciertos temas de interés para todos los ariqueños.

1.- ¿Qué la trajo hasta la ciudad más nortina del país?

La visita se enmarca en una metodología de trabajo del Instituto Nacional de Derechos Humanos y lo que busca es instalarse, a pesar de no tener oficinas regionales en cada una de las zonas y levantar con la ciudadanía un mapa de los principales problemas en derechos humanos.

2.- ¿Y cuáles serían esos problemas?

De acuerdo a lo que estuvimos trabajando ayer con más de 100 organizaciones confirmamos que hay un gran problema de contaminación y sus derivados que tiene que ver con la salud, hay un problema con la población migrante refugiada, migrantes en el valle de Azapa con las condiciones laborales que están viviendo allí, hay problemas con las mujeres y con los pueblos indígenas, todo lo que tiene que ver con el derecho al agua y con todos los recursos naturales de la población indígena aymara que está siendo comprometida frente a las concesiones mineras, etc. Yo diría que por ahí va la cosa.

3.- ¿Cómo estas personas afectadas se interrelacionan con ustedes para denunciar aquellas prácticas que va en contra de los derechos humanos?

A nosotros como instituto nos ayuda tener una comunidad lo más ordenada posible porque el rol del instituto es recoger información de las situaciones, documentarlas y luego denunciarla y la forma de hacerlos, es a través de un informe anual de Derechos Humanos que se presenta todos los poderes del Estado y que en el fondo señala qué es lo que hay que cambiar para que efectivamente estemos cumpliendo con las obligaciones que tenemos derivada de los tratados en materia de derechos humanos que ha formado Chile.

No mirar aisladamente la situación de los derechos humanos sino más bien mirarlas en conjunto para que las propias comunidades regionales vayamos asumiendo ciertas prioridades en materia de derechos humanos.

4.- ¿Qué instancias de presión tiene el instituto luego del levantamiento de información en torno a la violación de los derechos humanos en diversas áreas?

Lo que dice el Instituto tiene peso porque es un órgano autónomo y este peso se corrobora porque somos un organismo informante de los organismos internacionales en materia de Derechos Humanos. Y es esta instancia que puede llegar a condenar a Chile por violación a los derechos humanos.

5.- A un año de la entrada en vigencia del Convenio 169 de la OIT, ¿cómo diría usted que se ha aplicado en la región?

Este creo que es un problema no sólo aquí en el norte sino que en general donde hay pueblos indígenas luchando por la restitución de sus territorios y recursos naturales. Nosotros lo dijimos en el informe entregado el 2010, el convenio 169 no se está aplicando eficazmente en Chile y principalmente porque en derecho la consulta no alcanza los requisitos que indica el convenio. Es más, lo que se está haciendo es usar la ley medioambiental y la consulta que ella obliga (estándares más bajos de consulta) para suplir o sustituir el derecho a la consulta que establece el convenio 169.

6.- ¿Cómo están abordando el caso de la pastora aymara, Gabriela Blas, que fue condenada a 10 años por la muerte de su hijo, mientras realizaba labores de pastoreo?

Nosotros tenemos los antecedentes y el Instituto va a elaborar un informe en derechos que será presentado en instancias donde este caso vuelva a presentarse y seguramente serán instancias internacionales o regionales, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Allí hay dos ONG´S que están trabajando para la presentación de ese caso; Observatorio Ciudadano y la Corporación Humanas. Nosotros como Estado no podemos presentar una petición individual en contra de él, pero si podemos decir qué nos parece la actuación del Estado y eso es lo que vamos a hacer

7.- ¿Y qué le parece la actuación del Estado en este caso?

Claramente yo creo que ahí se conjugan dos problemas; lo relacionado con los temas de género y otro que tiene que ver con la cultura indígena y ahí creo que tenemos un problema no sólo el Gobierno, el poder legislativo y judicial tiene un problema para entender otros estándares y otros códigos culturales en la aplicación de justicia.

Lo nacional

8.- Hacinamiento Carcelario

Nosotros hemos dicho que estamos de acuerdo con las medidas que se están planteando desde el ministerio de Justicia. Estamos haciendo un estudio de fondo, pero el principio que hay detrás de esas medidas nos parece bien; por una parte descomprimir las cárceles y por otro lado el uso racional de la cárcel. No sacamos nada con descomprimir las cárceles si las vamos a volver a llenar. La pregunta que debiésemos hacernos como país es quiénes deberían estar en la cárcel.

9.- ¿Y cuál es la postura del Instituto en relación a indultar a algunos condenados por violación a los derechos humanos como Manuel Contreras?

Primero, no me ponga la figura de Manuel Contreras como una posibilidad de indulto porque la opinión es que decididamente no, pero lo que ha dicho el Instituto en esta materia es que, primero, no confundamos, si vamos a hablar de medidas de descompresión carcelaria no metamos aquí el tema de condenados por graves violaciones a los derechos humanos, porque ellos están en condiciones muy especiales que no son la de la mayoría de la población penal. Si vamos a discutir sobre el indulto, que el Gobierno plantee cuál es su posición sobre el tema y que los distintos actores involucrados también lo hagan y esto debe hacerse en un contexto donde no haya ninguna señal equívoca de que pueda haber impunidad.

10.- ¿Cuál es su opinión respecto al tema mapuche en la región de la Araucanía?

El Instituto lo dijo claramente en su informe. Nosotros creemos que la Ley Antiterrorista es un atentado a las garantías del debido proceso y por lo tanto vulnera el derecho de las personas que son sometidas a juicio. No es un juicio justo, se vale de ventajas procesales que le dan mucha fuerza al ministerio Público y deja en un relativo desbalance a los defensores de las personas acusadas. Lo que hay que denunciar es que si incluso se le aplica el Código Penal en términos de la condena que tiene los comuneros mapuches por el caso “Elgueta”, todo el procedimiento se hizo con la Ley Anti terrorista, se entregó de todas maneras más ventajas al ministerio Público.

11.- Podría hace una evaluación de los antecedentes recogidos en su paso por Arica en torno a la problemática de los Derechos Humanos.

Me deja preocupada la situación de Arica y Parinacota. Tengo la impresión que hay un suerte de lejanía con la centralidad de Santiago que hace que esté un poco abandonada. Es una región que requiere de muchos recursos, pero no solamente que aquellos deriven de los planes regionales sino que requiere recursos específicos para superar las situaciones que tiene, por ejemplo, en materia de contaminación y buscar un modelo de desarrollo que no sea a costo del pueblo aymara ni de los ciudadanos de Arica.

12.- ¿Cómo vislumbra el futuro de las personas que hoy se están viendo vulneradas sus derechos?

En derechos humanos el tema no es la solución cercana, el tema es que la solución llega y el punto es cuánto la podemos apurar.

13.- ¿Está de acuerdo con entregar una porción de mar a Bolivia, considera que es un derecho humano dicha petición?

No es un derecho humano, es una posición política que uno puede tener en torno a eso. Este tema no me compete pero lo voy a contestar igual, yo sí creo que hay que solucionar el problema de la mediterraneidad de Bolivia y eso se hace con diálogo constante y hermanando posiciones.

14.- ¿Qué opina de los migrantes que residen y trabajan en la región?

Hace un tiempo realizamos una encuesta con 3 mil casos, por lo tanto estamos hablando del doble de la CEP que es la encuesta incuestionable en términos de metodología. Nuestra muestra es el doble pero con la misma metodología y los resultados de la encuesta arrojaron que uno de los problemas graves de este país tiene que ver con la xenofobia y en particular con la gente que migra de los países vecinos, no tanto los argentinos, más con los ciudadanos peruanos y bolivianos. Esto para nosotros es un llamado de atención para promover una cultura que sea más aceptadora de las diferencias incluso entre naciones, porque si no esto puede ir aumentando.

Desde la lógica de los derechos humanos el migrante tiene el mismo valor que un chileno y debiera tener los mismos derechos básicos que todo chileno. En España por ejemplo que es uno de los países de más alta migración los migrantes pueden votar en las elecciones municipales y para eso no deben estar más de un año en el país. Más bien hay que avanzar en igualar derechos entre migrantes y ciudadanos chilenos.

Fuente: www.elmorrocotudo.cl