Mesa intercultural de Antofagasta y Agrupación integración migrante rechazan agresión con fuego a personas peruanas

Mesa intercultural de Antofagasta y Agrupación integración migrante rechazan agresión con fuego a personas peruanas

Julio 11, 2017

La Mesa Intercultural de Antofagasta, que coordina a 9 nueve organizaciones pro migrantes, y la Agrupación Integración Migrante Antofagasta, compuesta  por cuatro colectividades migrantes, declaran su total rechazo y repudio por los hechos de violencia ocurridos durante los últimos meses y que el pasado lunes 5 de julio terminaron con dos ciudadanos peruanos incendiados y en estado grave en el Hospital Regional de Antofagasta.

Creemos firmemente que los lamentables sucesos ocurridos son consecuencia de una cadena de situaciones de violencia, negligencias, vulneración y deshumanización, a las cuales nos hemos ido acostumbrando y hemos naturalizado, al punto de ser indiferentes a las personas sin casa,  a la sobreexplotación laboral o a los cuerpos incendiados. Llamamos entonces  a  reflexionar profundamente acerca de las violencias que reproducimos o dejamos pasar diariamente y que en este caso afectan a familias migrantes compuestas por mujeres y hombres como nosotros/as.

Es por esto que exigimos que las instituciones del Estado atiendan con especial diligencia este tipo de hechos, que las policías investiguen a fondo no sólo el suceso, sino sus causas y repercusiones para las víctimas y que el Instituto  Nacional de Derechos Humanos se haga presente para velar porque los funcionarios estatales no vulneren los derechos ni la dignidad de las víctimas.

Invitamos a la comunidad antofagastina a sumarse a la Campaña Nacional “Mi piel, tu piel, mi corazón, tu corazón“, que busca sensibilizarnos contra la violencia y discriminación en general y hacia las personas migrantes en particular.

Lo hemos dicho en reiteradas ocasiones y lo seguiremos repitiendo. Hoy Chile  necesita urgentemente una nueva ley migratoria que responda a los compromisos internacionales suscritos por el país y que garanticen el ejercicio pleno de los derechos fundamentales. Hoy Chile necesita de espacios que generen condiciones para la construcción de nuevas sociedades interculturales con convivencias armoniosas y compartidas. Hoy el Estado de Chile violenta a nacionales y migrantes.

No podemos tolerar que hechos como estos se repitan. No podemos esperar que ocurran más muertes de migrantes para reaccionar, como el caso del hermano haitiano  en  la  capital  o  los cientos de migrantes en frontera. No podemos esperar más hechos y discursos basados  en  el racismo, la xenofobia y la discriminación que sólo contribuyen a producir sociedades más violentas y segregadas.

 

¡Porque los derechos de las personas no conocen fronteras! ¡Porque la dignidad no se transa!