Observatorio Ciudadano manifiesta repudio ante hechos de violencia ocurridos en Ercilla

Observatorio Ciudadano manifiesta repudio ante hechos de violencia ocurridos en Ercilla

Abril 4, 2012

El Observatorio Ciudadano manifiesta su más tajante repudio a los hechos de violencia ocurridos en los últimos días en la comuna de Ercilla, Región de la Araucanía, en uno de cuyos incidentes murió el carabinero Hugo Albornoz como consecuencia de un impacto de bala que recibió en el cuello, en el contexto de un allanamiento en la comunidad Wente Winkul Mapu.

De acuerdo a la información recabada, los hechos de violencia ocurridos en los últimos días en el sector y que precedieron a la muerte del sargento segundo Albornoz del GOPE, se iniciaron el viernes 30 de marzo con el ataque incendiario a tres camiones de Forestal Mininco en el fundo Santa Alicia, generándose un riesgo de incendio de una plantación de monocultivos de eucaliptus. Este hecho fue seguido del ataque armado la noche del 31 de marzo al fundo Centenario, de propiedad del agricultor Juan de Dios Fuentes, en el sector de Pidima. En la ocasión encapuchados habrían disparado contra la caseta de dos efectivos policiales a la entrada del fundo y habrían prendido fuego, provocando un incendio forestal.

En el día de hoy, efectivos del GOPE de Carabineros allanó la comunidad mapuche Wente Winkul, sector Chekenko, comuna de Ercilla, allanamiento que habría sido ordenado por el Ministerio Público. No obstante la Fiscalía Nacional asegura que en este operativo habría participado el fiscal jefe de Collipulli, Luis Chamorro, y se habrían incautado armas en poder de la comunidad, informaciones recibidas de sus integrantes y de un sacerdote que presenció los hechos dan cuenta de que un contingente de 50 efectivos de fuerzas especiales irrumpieron en su interior violentando a hombres, mujeres y niños, rompiendo puertas y dejando orificios en las paredes en las viviendas de la comunidad. Los mismos comuneros aseguran que los efectivos policiales se llevaron materiales de trabajo, vestuario y dinero en efectivo.

Al concluir dicho allanamiento, un grupo de desconocidos efectuó en las inmediaciones de la comunidad los disparos que impactaron al sargento segundo Hugo albornoz, quien luego de sufrir dos paros cardiorespiratorios y de ser trasladado a Temuco, falleció a las 20 horas.

Tal como lo hemos hecho en el pasado frente a situaciones similares, el Observatorio manifiesta su condena más enérgica por estos hechos de violencia, lamentando esta nueva muerte producida en el contexto de los conflictos entre el pueblo mapuche y el estado chileno. Toda vida humana es única, y su pérdida como consecuencia de esta violencia no tiene justificación alguna.

En forma coincidente con las directrices internacionales sobre los mecanismos conducentes a la defensa de los derechos humanos, así como con lo señalado por el Relator Especial de la ONU sobre derechos indígenas, James Anaya, en su informe de misión a Chile el 2009, el Observatorio Ciudadano “desaprueba el recurso a actos de violencia como medio de protesta, inclusive en aquellas situaciones relacionadas con reivindicaciones legítimas de los pueblos y comunidades indígenas.”

Llamamos la atención, a su vez, que esta situación de violencia que se vive en la Araucanía ha afectado muchas veces a integrantes del pueblo mapuche, incluyendo a niños y niñas, ejerciéndose en sus comunidades por parte de agentes del estado una fuerza desproporcionada que ha resultado en la muerte de tres integrantes de este pueblo, y en numerosos casos de tortura tratos crueles inhumanos y degradantes que, lamentablemente, han quedado en la impunidad hasta la fecha.

En este sentido, coincidimos nuevamente con el Relator Especial James Anaya cuando señala que “la comisión de eventuales actos de violencia no justifica en caso alguno la violación de derechos humanos de la población indígena por parte de los agentes policiales del Estado.”

Hacemos finalmente un llamada a las autoridades de gobierno, y a los órganos del estado, a atender con urgencia las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos de pueblos indígenas, en particular aquellas relativas a sus tierras y recursos naturales, considerando que este es el camino más adecuado para lograr poner término al enfrentamiento y violencia interétnica existente en esta parte del país.

Sólo el respeto por parte del estado de Chile a los pueblos indígenas y sus derechos puede contribuir a un diálogo efectivo y a evitar acciones de violencia, como las vividas en la comuna de Ercilla en estos días, y que lamentablemente culminaron con la muerte de una persona.