Se inaugura oficialmente Sede Metropolitana con balance sobre acciones de defensa de derechos de grupos de especial protección

Se inaugura oficialmente Sede Metropolitana con balance sobre acciones de defensa de derechos de grupos de especial protección

Junio 17, 2019

536 atenciones a público, 166 observaciones en comisarías y 131 en cárceles, 197 querellas en tramitación, 15 recursos de protección y 16 de amparo interpuestos, son algunas de las acciones que ha desarrollado la Sede del INDH en la Región Metropolitana en favor de grupos de especial protección, que fue oficialmente inaugurada en el Salón de Honor del ex Congreso Nacional.

Durante la ceremonia de inauguración de la Sede Regional Metropolitana la Directora del INDH, Consuelo Contreras Largo, afirmó que “corren tiempos desafiantes para las y los defensores de derechos humanos”. Así lo demuestran los resultados de la Encuesta Nacional de Derechos Humanos 2018 del INDH, en que la población nacional estima que los derechos humanos se respetan cada vez menos y percibe que esta disminución en su respeto se agudizará en los próximos años. “Por eso nunca antes desde la creación del Instituto Nacional de Derechos Humanos hace casi 10 años, se había hecho tan patente la necesidad de fortalecer la institucionalidad encargada de proteger y promover los derechos humanos en Chile”, afirmó.

“El despliegue nacional del INDH a través de ésta y cada una de sus sedes regionales es una parte fundamental de ese fortalecimiento. No sólo porque la presencia regional del Instituto permite que su mandato se materialice a nivel nacional. También porque acerca el Instituto a la ciudadanía, a las personas y organizaciones que en cada localidad trabajan por integrar el respeto de los derechos humanos a la propia cultura de nuestra sociedad”, señaló la Directora ante un público conformado por autoridades, operadores/as de justicia, funcionarios/as públicos/as y organizaciones de la sociedad civil.

La Jefa Regional de la Sede Metropolitana, Beatriz Contreras Reyes, hizo un balance de lo que ha sido el trabajo de la sede regional, destacando que durante un año de funcionamiento se han realizado 536 atenciones a público, 166 observaciones en comisarías y 131 en cárceles, 15 recursos de protección, 16 recursos de amparo interpuestos, 197 querellas en tramitación, 19 acciones de promoción y difusión, entre otras acciones.

Grupos especiales de protección

Beatriz Contreras señaló que desde su instalación, el trabajo de la Sede Regional Metropolitana ha estado focalizado en determinados grupos especiales de protección como niños, niñas y adolescentes (NNA), mujeres, personas privadas de libertad, personas migrantes, población LGTBI.

Concretamente, en el caso de NNA la Sede Metropolitana ha realizado observaciones en comisarías en el contexto de desalojos de establecimientos secundarios en el marco de la movilización estudiantil, observando cómo se realizan los procedimientos y verificando la situación y el estado de salud de NNA que había sido detenidos. También se presentó una querella por apremios ilegítimos en el caso del Instituto Nacional y una querella por tortura en el del Liceo Confederación Suiza.

En el marco de la participación en la Mesa sobre Protocolo para el mantenimiento del orden público, la Sede Regional realizó un Informe sobre Uso de armas químicas irritantes en establecimientos cerrados donde se encuentre Niños, Niñas y Adolescentes, “con la recomendación expresa de poder disponer de la prohibición de estos elementos disuasivos en esa circunstancia”.

La Jefa Regional informó que producto de una visita al Centro de Internación Provisoria y Régimen Cerrado (CIP-CRC) de San Bernardo, se interpuso un Recurso de Amparo ante la Corte de Apelaciones de San Miguel “que fue una acción exitosa, consiguiendo que la corte se pronunciara de manera importante sobre determinadas prácticas que estaban llevándose a cabo, que vulneraban los derechos de los niños que se encontraban en este recinto”.

En cuanto a las mujeres, la Sede Metropolitana realizó observaciones en comisarías (detenciones por desalojo y manifestaciones durante el movimiento feminista), observación en centros penitenciarios femeninos, acciones judiciales por violencia contra las mujeres. Asimismo, la Sede Regional Metropolitana presentó una denuncia por homicidio frustrado, lesiones y amenazas ante el Ministerio Público por la situación producida en la manifestación feminista por el aborto libre, seguro y gratuito, en la que resultaron apuñaladas 3 mujeres.

Beatriz Contreras destacó que “una de las más graves y relevantes acciones judiciales por violencia de género que hemos interpuesto en el último tiempo, es el caso de una mujer que fue violada en un centro hospitalario público por parte de un funcionario público. Interpusimos una acción por tortura sexual. Aquí quiero enfatizar la importancia del tipo penal que se utiliza, por cuanto no se trata sólo de un delito de violación: el marco del Derecho Internacional de los Derechos Humanos lo que nos señala es que la violación, en el contexto y en el marco en la que se dio, es en sí un acto de tortura”, acentuó la Jefe Regional.

Otro grupo de especial protección con el que ha trabajado la Sede Metropolitana son las personas migrantes. El equipo regional ha realizado observación en terreno durante la inscripción de personas migrantes en proceso de regularización extraordinario, ha observado procesos de desalojos de inmuebles habitados por personas migrantes y sus familias, ha interpuesto acciones judiciales por casos de trata/tráfico de personas y ha acompañado a inmigrantes cuya situación migratoria está siendo perjudicada por diversas omisiones y prácticas administrativas.

Por otra parte, durante su primer año de instalación la sede ha realizado observación en cárceles, acciones judiciales y acciones administrativas en relación a personas privadas de libertad; así como acciones judiciales y participación en actividades de promoción con la población LGTBI.-