Tarapacá: Corte ordenó medidas para mejorar condiciones de detenidos/as por transportar ovoides de cocaína

Tarapacá: Corte ordenó medidas para mejorar condiciones de detenidos/as por transportar ovoides de cocaína

Noviembre 10, 2017

La Corte de  Apelaciones de Tarapacá ordenó medidas para mejorar las condiciones de detención de las personas que sean sorprendidas transportando cocaína en sus cuerpos a través de ovoides.

Lo anterior ocurre luego de que el INDH presentara un recurso de amparo, luego de realizar dos visitas inspectivas en el Hospital Regional de Iquique, constatando que en dependencias de este recinto se mantenía detenidas en un contenedor metálico a un grupo de personas en condiciones muy precarias, sin ventilación, sin baños, esposadas y engrilladas, comiendo en el mismo espacio donde defecan para excretar la droga, y pudiendo permanecer en ese lugar hasta por cinco días.

Si bien el amparo fue rechazado, la Corte instruyó que deben ser mejoradas las condiciones en que son retenidas las personas. “Que, de lo expuesto, cabe concluir que las dependencias donde actualmente se mantiene a las personas que son detenidas por las policías y llevadas al Hospital Regional de Iquique, para que evacúen cuerpos extraños que portan en sus organismos, no están diseñadas ni cuentan con las condiciones básicas, esenciales, elementales, ni dignas para mantener la privación de libertad en ese proceso físico y con la asistencia médica necesaria que un caso como ese requiere”, establece el fallo.

Por otro lado, y según las facultades que la Constitución, el tribunal manifestó que se ordena al Servicio de Salud de Iquique y al Hospital Regional Dr. Ernesto Torres Galdames adoptar las medidas que permitan otorgar a las personas, que son detenidas por las policías y llevadas a dicho centro médico para el proceso de evacuación de cuerpos extraños que portan en sus organismos, un trato digno y acorde a la calidad de ser humano que tienen.

Una de las cosas que se dijo que debe cambiar, es que existe solo una habitación o sala para los detenidos, donde se mantienen tanto hombres como mujeres. Los cambios deberían permitir la separación por sexo y edad, y asegurar buenas condiciones sanitarias, de higiene y camas, que eviten la situación que hoy existe, para lo anterior se fijó un plazo de 15 días.