Tras visitas a cárceles INDH de Coquimbo detecta que espacios de aislamiento no son aptos para frenar el Covid-19 y en Los Ríos denuncian condiciones deficitarias para prevenir la pandemia

Tras visitas a cárceles INDH de Coquimbo detecta que espacios de aislamiento no son aptos para frenar el Covid-19 y en Los Ríos denuncian condiciones deficitarias para prevenir la pandemia

Abril 27, 2020

En la cárcel ubicada en la capital de la Región de Coquimbo, el INDH constató la falta crítica de personal de salud para atender la emergencia sanitaria, y en Los Ríos verificó que situaciones de hacinamiento no permitirían contrarrestar el COVID-19.

El INDH de Coquimbo junto al Colegio Médico regional durante la visita al penal de Huachalalume.

Las sedes regionales del INDH de Coquimbo y Los Ríos continúan monitoreando las medidas de resguardo implementadas en las cárceles regionales ante la pandemia del Coronavirus COVID-19. Es por esto que funcionarios del Instituto visitaron los penales de Huachalalume y Llancahue, respectivamente, para  verificar en terreno las medidas dispuestas en las cárceles por los organismos del Estado.

El INDH de Coquimbo concurrió a la cárcel de Huachalalume, en una visita conjunta con el Colegio Médico regional, donde constató que los espacios de aislamiento – según señala el personal médico que allí se desempeña,  “no serían aptos” para frenar la propagación del COVID-19. Denuncian además que los contratos con la empresa concesionaria de la cárcel no les permitirían desempeñar funciones en lugares diferentes a los dispuestos para la atención de salud.

Los funcionarios del INDH verificaron que la cárcel no cuenta con camas disponibles en el hospital penitenciario, dado que se encuentran dispuestas para internos con otras aflicciones, que se están correctamente aislados por ser grupos de mayor riesgo.

El INDH tomó conocimiento también de la falta crítica de personal sanitario para enfrentar la crisis de COVID 19, ya que sólo se cuenta con un contingente estable de seis personas.

Por otra parte, el personal sanitario no ha recibido capacitación, ni dispone de kit de testeo de  COVID-19 para las 1.780 personas privadas de libertad que actualmente se encuentran en el Centro Penitenciario de Huachalalume (condenados e imputados).

En tanto, la sede del INDH de Los Ríos se trasladó hasta el Complejo Penitenciario de Llancahue (Valdivia) en el que los internos solicitan que se sustituyan las prisiones preventivas que los sujetan, por la medida de arresto domiciliario, pues temen ser contagiados/as de Coronavirus-19.

El INDH de Los Ríos visitó el Complejo Penitenciario de Llancahue (Valdivia) en el que los internos solicitan que se sustituyan las prisiones preventivas que los sujetan, por la medida de arresto domiciliario.

Hace dos semanas ellos/as iniciaron una huelga de hambre seca, es decir no consumen ni líquidos ni alimentos, ante la falta de respuestas a su petitorio. Tras un día de huelga, Gendarmería de Chile decidió trasladar a los reclusos  al módulo 71 del recinto penal, que presenta mejores condiciones habitacionales, en comparación al módulo 1 donde iniciaron la protesta.

En su visita a la cárcel de Valdivia el INDH observó además condiciones de hacinamiento y verificó la situación de seis personas con enfermedades crónicas (hipertensión, afecciones cardiacas y psiquiátricas), quienes relatan que no les estarían suministrando sus medicamentos desde el inicio de la huelga. Dicha situación fue alertada inmediatamente por la sede al jefe de la unidad penal quien se comprometió a verificar y resolver inmediatamente lo expuesto.