Tribunal Constitucional llama a legislar sobre la unión de personas del mismo sexo

By Noviembre 7, 2011Noticias INDH

Tribunal Constitucional llama a legislar sobre la unión de personas del mismo sexo

Noviembre 7, 2011

El Tribunal Constitucional (TC) rechazó el requerimiento de tres parejas de homosexuales, que buscaban oficializar su matrimonio, buscando así legalizar la unión civil entre parejas del mismo sexo. El recurso fue presentado contra la aplicabilidad del artículo 102 del Código Civil, que restringe el matrimonio a los contratos entre un hombre y una mujer.

El proceso se inició en octubre 2010, cuando las parejas, el Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh) y sus abogados presentaron un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago, alegando que la prohibición del matrimonio igualitario contraviene la Constitución.

Sin embargo, la impugnación de inaplicabilidad presentada por el mundo homosexual no fue acogida por el TC. En su fallo, la instancia expresa que “si bien se ha efectuado una impugnación aislada de un artículo, lo que verdaderamente se impugna es la aplicación de un estatuto jurídico complejo derivado del vínculo matrimonial entre hombre y mujer, que se encuentra regulado en su estructura esencial en el Código Civil y en la Ley Nº 19.947, esto es, la Ley de Matrimonio Civil”.

“En otras palabras –añade la sentencia del TC- lo que pretenden los recurrentes es que se les reconozca la aplicación del mencionado estatuto, cuestión que no es de competencia de este Tribunal, pues éste no se encuentra facultado para modificar y regular las instituciones que contempla el ordenamiento jurídico mediante un pronunciamiento de inaplicabilidad”.

Cuatro integrantes del TC, Francisco Fernández, Carlos Carmona, José Antonio Viera Gallo y Gonzalo García, en su resolución hicieron un llamado al Ejecutivo y al Parlamento a legislar sobre las uniones civiles entre personas del mismo sexo.

Por su parte, en su voto de minoría, el ministro Hernán Vodanovic expuso que “privar a un grupo de personas de la posibilidad de acceder a la institución matrimonial, importa negarles la dignidad que la propia institución les reconoce, impidiéndoles el acceso a una institución considerada indispensable para el pleno desarrollo de una vida buena”.