Violaciones de DDHH en Aysén han afectado principalmente a niños, niñas y adolescentes

Violaciones de DDHH en Aysén han afectado principalmente a niños, niñas y adolescentes

Noviembre 29, 2019

Las víctimas principalmente han sufrido los efectos de los gases lacrimógenos, golpes de bastón y puños, y torturas de tipo sexual, entre otros tormentos.

Con preocupación ve la Sede Regional de Aysén del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) algunos patrones de vulneraciones de derechos humanos que se han registrado en el territorio en el contexto de las protestas sociales. En específico, inquieta la cantidad de menores de edad que han sido víctimas de vejaciones, 16 de las 26 víctimas representadas en las 21 querellas interpuestas por el Instituto, corresponden a niños niñas y adolescentes (NNA).

“Hemos visto un actuar policial desmedido de la policía respecto de niños y niñas de entre 13 y 17 años que sufrieron violencia policial excesiva durante las manifestaciones sociales. Son sujetos especiales de protección de derechos”, recordó la jefa(s) del INDH en la región, Carla Romo.

Desde que comenzaron las manifestaciones, la Sede ha presentado 14 querellas en Coyhaique, 6 en Puerto Aysén y una en Puerto Cisnes. Asimismo, en el último mes la Sede Regional ha recibido 52 denuncias, cifra que antes de la crisis eran siete al mes, como máximo.

La jefa(s) de Aysén señaló que en la región se reiteran ciertos nombres de funcionarios de Fuerzas Especiales de carabineros que han tenido una práctica agresiva y discriminatoria respecto de los NNA. “Cuando los detienen los insultan, los humillan y eso les ha generado secuelas psicológicas. Han sentido miedo y se han sentido menoscabados, cuestión que hemos hecho presente en las querellas que hemos presentado”, aseguró Carla Romo.

Casos

Entre los casos de menores de edad agredidos se encuentra una joven de Puerto Aysén que recibió el rebote de un perdigón en su cuello. En Coyhaique hay tres casos: el primero de tres hermanos que vivieron violencia policial excesiva al volver a su casa tras un partido de fútbol; otro de un joven que fue atropellado por una moto policial; y un último de estudiantes con discapacidad que sufrieron los efectos de bombas lacrimógenas en su escuela diferencial.

La jefa(s) del INDH en Aysén relevó el caso de M.S., que fue detenido, golpeado y acusado de agresión a Carabineros siendo inocente, además de sufrir torturas con connotación sexual. Esto ocurrió mientras participaba de una manifestación pacífica en Coyhaique, cuando fue detenido por tres carabineros, quienes lo redujeron y lo llevaron al vehículo policial. Al incorporarse, un cuarto carabinero, sin motivo o provocación alguna, le tomó y apretó con fuerza los testículos y le señaló “te vas a acordar de mí cabro de mierda, voy a pasar tres días haciéndote la ficha”.

La Sede Regional Aysén presentó también un recurso de amparo que fue declarado admisible, a favor de nueve estudiantes con discapacidad (7 NNA y 2 adultos) de la Escuela Diferencial España, que se vieron afectados por el uso de gases lacrimógenos dirigidos hacia el interior del recinto educacional durante manifestaciones, lo que obligó a suspender las clases y la permanencia de los estudiantes en dicho internado.

Además de presentar las molestias propias del efecto de los gases, algunos de ellos presentaron descompensación emocional, dada la angustia y tensión del momento.